Peña negocia con Larreta ubicar a su gente en la Ciudad, si no reelige Macri

Marcos Peña ya comenzó a negociar con Horacio Rodríguez Larreta para salvar a su gente de confianza de una eventual derrota presidencial. Si bien el jefe de gobierno porteño no quiere que la Ciudad se convierta en un refugio para todos los heridos políticos del PRO, ya habría aceptado algunos pedidos del Jefe de Gabinete para contener a algunos de sus dirigentes más cercanos en un eventual segundo mandato capitalino.

Como parte de ese entendimiento, comentaron a LPO fuentes al tanto de las negociaciones, Peña habría aceptado que Larreta defina la presidencia nacional del PRO que en marzo próximo iba a quedar en manos de Francisco Quintana. El Vice 1° de la Legislatura ocupará uno de los tres lugares que corresponden al parlamento capitalino en el Consejo de la Magistratura junto al angelicista Alberto Biglieri y la olmista Ana Salvatelli. A cambio será Larreta quien elija al próximo titular del PRO.


En la gente que Peña pidió reciclar en el gobierno porteño se menciona a uno de los directores del Enacom, Agustín Garzón. El abogado, por intermedio de su jefe político, aspira a recalar en Modernización, el ex ministerio que dirigió Andy Freire y que luego fue absorbido por la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña.