domingo 3 de julio de 2022
Cursos de periodismo

Perdí dinero con la caída de las criptomonedas. Otros lo perdieron todo y aún pueden perder más.

La semana del 9 de mayo la criptomoneda LUNA se derrumbó: perdió 98% de su valor, pese a ser una “criptomoneda estable”, y arrastró consigo a todas las demás. Algunos de quienes invertimos en LUNA nos llevamos un duro golpe económico, pero nos recuperaremos. Sin embargo, para otros era todo su dinero, los ahorros de una vida. Es por ellos por quienes más preocupados debemos estar. Aún pueden perder algo más preciado. Esto aún no termina.

Entiendo la reacción de familiares o amigos ante el tropiezo de las aproximadamente 600,000 personas en todo el mundo que invertimos en LUNA —una de las diez criptomonedas con mayor capitalización de mercado cuando comenzó su caída— y perdimos una gran cantidad de dinero. Incluso el impulso de soltar un “te lo dije” o hacer una pregunta tras otra para intentar comprender qué pasó. Pero simplemente no es el momento de reproches o burlas, en especial hacia los más afectados.

En redes y foros se pueden leer mensajes de gente que dice haber perdido casi medio millón de dólares, otros con enormes deudas bancarias y algunos otros que señalan que perderán sus casas. La situación, para muchos, es crítica. En esos mismos foros, como el de Reddit, se compartieron números y enlaces de líneas de ayuda para evitar el suicidio.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)