martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

¿Perdido en el Louvre? Hay una aplicación que puede ayudarte

Con multitudes apostadas frente a la Mona Lisa, ¿cómo puede un visitante buscar una ruta de escape dentro del vasto laberinto del Louvre? Deja que la esfera azul que rebota en tu teléfono o tableta te muestre el camino.

Este mes, el Louvre dio a conocer una aplicación de geolocalización para dispositivos multimedia que puede calcular rápidamente el mejor camino para llegar de la Mona Lisa de da Vinci a La balsa de la Medusa de Géricault.

La aplicación es un elemento clave de un proyecto de 53,5 millones de euros (59 millones de dólares) para hacer al museo amigable, fácil de recorrer y accesible para sus más de ocho millones de visitantes anuales, cerca de 80 por ciento de los cuales son visitantes extranjeros. La renovación incluye el rediseño del área de recepción, tiempos de espera más cortos para entrar al museo a través de la pirámide del Louvre y una red inalámbrica. También incluye con servicios como los nuevos sanitarios japoneses de alta tecnología.

La aplicación gratuita “Louvre: mi visita”, disponible en iTunes y Google Play, contiene información de más de 600 obras maestras en una base de datos que seguirá creciendo y con el tiempo les permitirá a los usuarios calcular la distancia de sus rutas, explicó Sybille Clochet, directora del Servicio Multimedia del Louvre. La aplicación, accesible en la red inalámbrica del museo, permitirá a los usuarios señalar su ubicación.

Además, a través de la aplicación también se podrán comprar boletos en línea y acortar el tiempo de espera de ingreso, según Jean-Luc Martinez, presidente del museo.

“El Louvre es un palacio y no tiene la lógica de un museo”, comentó Martinez, quien hizo fila durante dos horas y media antes de la renovación para vivir en carne propia el sufrimiento de los turistas. “Aquí la pequeña revolución es que nuestra aplicación te dice tu ubicación en tres dimensiones”.

El proyecto de renovación, financiado por patrocinadores y con ingresos del proyecto del Museo de Abu Dhabi del Louvre, puso atención a las quejas comunes del público sobre tiempos de espera que pueden ser de hasta tres horas para ingresar, así como la confusión entre los que visitan el museo por primera vez y se sienten perdidos después de ingresar. También atendió inquietudes sobre la seguridad al redoblar los puntos de control para que las filas avancen con mayor rapidez. Además, crearon una nueva área de exhibición dedicada a explicar la historia y adquisiciones del museo.

nytimes.com  (www.nytimes.com)