Periodista alemán denunció que la policía lo golpeó por fotografiar basurales en Vaca Muerta

El fotoperiodista alemán Stefan Borghardt, de 28 años, llegó a Neuquén interesado en retratar los basureros a cielo abierto generados por la actividad petrolera, en este caso en el área de Vaca Muerta. El tema del tratamiento de esos residuos industriales ya tiene un capítulo penal impulsado por Greepeace, que acusa a las empresas de no cumplir con el cuidado ambiental de la zona. El joven cronista llegó el lunes pasado al lote 56 de la empresa Treater Neuquén S.A. cerca de la localidad de Añelo, donde fotografió algunos de esos en los que se almacena petróleo a cielo abierto, hasta que fue interceptado por personal de seguridad de la empresa y luego trasladado a una sede policial, situación que derivaría en una denuncia del reportero alemán por maltratos y golpes durante varias horas.

El tema escaló a nivel provincial y llegó a la intervención de la propia Embajada de Alemania, que dijo “estar estudiando los detalles de la situación” vivida por Borghardt, mientras el gobierno y la policía neuquina se limitaron a señalar que los hechos en torno a la detención del periodista “están siendo investigados, para determinar si se cometieron excesos”.


“Saqué varias fotos con las dos cámaras profesionales que llevaba encima y alcancé a sacar cuatro fotos con el celular”, comenzó contando Borghardt en su facebook, “ahí me agarró un supervisor y me llevó a la entrada del predio en su camioneta, habló por teléfono con su jefe y este insistió que yo borrara las imágenes. Aparenté que había sacado todas las fotos en rollo, pero llamaron a la policía y me llevaron a la Comisaría 10 de Añelo”