jueves 11 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

¿Pero quién permanece en Facebook? Perfil de los últimos usuarios de la primera red social

Si se pregunta a unas cuantas personas todavía activas en Facebook qué les gusta de esa plataforma, un elemento común cruzará todas las respuestas: frente a la imagen hipersaturada y frenética de TikTok, la furia de Twitter y la estética casi autoparódica de Instagram, Facebook sigue siendo un lugar relajado en el que hablar con amigos. El bar de siempre, la mesa camilla. “De Facebook aprecio el espacio para escribir, la actitud favorable a la lectura reposada y la menor aunque no inexistente virulencia”, explica Sergio, de 42 años. “Facebook es una apacible residencia de ancianos donde charlar de nuestras cosas. A veces se lía un poco, como si viniese el monitor de aquaerobic. Es como usar una gramola, fumar en pipa o viajar en diligencia. A veces pienso que nos estamos perdiendo algo, y eso me gusta”.

Carlos, de 41 años, apela a lo colectivo: “La mayoría de mis amigos tienen Facebook y lo consultan, así que lo que quiero compartir con mi entorno lo van a ver. Me he vuelto menos exhibicionista de mi cotidianidad y, como si fuera un artista underground, no aspiro a que mis cosas lleguen mas allá”. Raquel, de 42 años, opina que “lo mejor de Facebook es elegir a quién leo y cuándo y, sobre todo, que la gente no se encuentre conmigo de casualidad. A los que están aquí los tengo más o menos controlados, los juzgo y me juzgan con un poco más de contexto. Instagram me satura rápido porque soy más verbal que visual. Me interesa más la gente que analiza que la gente que solo muestra”. “Yo estoy encantado en Facebook con mis obsesiones de viejo, sin estridencias, un poco a salvo y con esa función tan pertinente para la gente olvidadiza que es la de los recuerdos [Facebook ofrece cada día a sus usuarios mensajes o fotografías que compartieron en esa misma fecha en años anteriores] que son como botellas con mensaje devueltas a la orilla”, afirma Álvaro, de 45 años. “Estar aquí en tiempos apocalípticos es lo más parecido (virtualmente) a encontrarse en la casa de Claire en Melancholia”.

elpais.com  (elpais.com)