martes 19 de febrero

Personas perdidas: qué redes se activan para buscarlas en la Argentina

Un niño de 8 años que vivía en una provincia de la Argentina se perdió el 19 de noviembre de 2017. Es decir, dejó de estar en su hogar y su padre no sabía a dónde podría estar. Un hombre mayor, una suerte de abuelo afectivo, llamó a Missing Children, la ONG dedicada a buscar chicos, y contó que, desde hacía casi un año, el padre tenía la custodia del niño.

La ONG hizo público el caso y, tres semanas más tarde, una persona se contactó por Facebook. Dijo que al lado de su casa vivía, desde hacía 15 días, un niño que se parecía al buscado. Contó que la madre del chico se drogaba y que tenía otra hija con una nueva pareja. Luego, por Whatsapp, el hombre envió una foto algo difusa del chico, pero fue suficiente para convencer a Missing Children de que la pista podía ser buena.