25.2 C
Buenos Aires
sábado 6 de marzo de 2021
Cursos de periodismo

Pese a la evidencia en su contra, Boudou apunta a los «abusos procesales» para evitar una cuarta detención

El 3 de noviembre de 2017, antes de ingresar al pabellón para presos por causas de supuesta corrupción en la cárcel de Ezeiza, el ex vicepresidente Amado Boudou permaneció en el hospital penitenciario para la revisión de rutina. Era su primera vez detenido. Cuando ingresó al baño, encontró una foto del entonces presidente Mauricio Macri junto a su esposa, Juliana Awada, especialmente colocada para darle la bienvenida, recordó uno de los primeros amigos que lo visitó en la cárcel.

Aquella y otras acechanzas «denigratorias», sumadas al análisis de abogados, son algunas de las razones que citan sus amigos para fundamentar por qué firmaron la solicitada en apoyo al exfuncionario. Reclaman su libertad, a pesar de que el exvice de Cristina Fernández de Kirchner está condenado (con sentencia de cinco años y 10 meses confirmada por la Corte Suprema) por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública por el caso Ciccone, que ya pasó por todas las instancias judiciales. Este viernes, la campaña rondaba las 13.000 firmas e incluye desde expresidentes latinoamericanos como Lula Da Silva, Dilma Rousseff, Rafael Correa y Evo Morales, hasta artistas, intelectuales y políticos.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)