19.1 C
Buenos Aires
lunes 26 de octubre de 2020
Periodismo . com

Piedras en el camino de la Independencia a la reconstrucción

Salvo el banquero Jorge Brito, que transitó discretamente su infección con coronavirus en abril y se recuperó rápido pese a que dentro de poco cumple 68 años, todos los que asistieron a la cumbre del establishment con La Cámpora el lunes 22 de junio en su mansión de San Isidro se hisoparon la semana pasada. Fue cuando Hugo Dragonetti, el CEO de la constructora Panedile, les avisó que le habían diagnosticado la enfermedad días después de la comida. Los tests les dieron negativo a Máximo Kirchner, Sergio Massa y Wado de Pedro y también al zar energético Marcelo Mindlin y al presidente de la UIA, Miguel Acevedo. Por unas horas, sin embargo, el mismo escalofrío recorrió las espaldas del poder permanente y del construido en las urnas en octubre pasado.

Es una comunión que Alberto Fernández aspira a recrear -aunque ya sin la amenaza del virus- para lo que el Gobierno empezó a denominar abiertamente la etapa “de reconstrucción”, como le dicen en Europa. Un plan que choca con la dificultad de conciliar posiciones al interior de toda coalición, con los propios enredos del Presidente y con la arriesgada vocación agitadora de la oposición. Sin contar, por supuesto, los obstáculos estrictamente económicos de un país en default, con estanflación, que arrastra una deuda impagable con el Fondo Monetario y cuyo PBI per cápita ya había retrocedido antes de la pandemia al nivel de 2006. Un ingreso por habitante que, como calculó hace poco el economista Martín Rapetti, es el mismo de 1974 pero mucho peor distribuido.

baenegocios.com  (www.baenegocios.com)