martes 17 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Pixar rompe el tabú de la menstruación y algunos críticos muestran absoluta incomprensión

“No es solo que no me haya gustado, es que encontré esta película profundamente enajenante. Hay muchas cosas que te echan para atrás”, dice el youtuber Sean Chandler, que tiene un canal de reseñas de películas. Vaya, ¿a qué se referiría este comunicador de 40 años, que lleva la gorra hacia atrás y es fan de Marvel y de Pixar, pero no de Red –desde luego no es fan de Red– la última película del estudio de animación?, ¿qué habrá podido disgustarle de una película iniciática sobre una chica de Toronto que a veces se convierte en panda rojo? En los 22 minutos que dura su videoreseña, Chandler no llega a decirlo por su nombre. “La película es solo para gente muy específica, solo gente muy concreta puede identificarse con ella”, cree. “Puede ser un poco incómoda”, insiste. “Es una de las películas más raras de Pixar”, lamenta Chandler, verdaderamente ofendido por lo que ha hecho su estudio de cabecera, el que le dio Cars y Toy Story.

smoda.elpais.com  (smoda.elpais.com)