13 C
Buenos Aires
lunes 26 de julio de 2021
Cursos de periodismo

Plan Reinsert.ar

Nos esperan básicamente dos caminos posibles a la salida de la pandemia. Uno es seguir como veníamos, recrudeciendo las brechas socioeconómicas, explotando intensivamente los recursos naturales de la Tierra y cruzar los dedos para que Elon Musk alcance a llevar la primera colonia humana a Marte dentro de los próximos 50 años. Siguiendo la agenda de Harari, en ese lapso los muy ricos van a poder expandir su expectativa de vida por 100 o 150 años, como en el Antiguo Testamento, y —lo que Harari no dice— los pobres van a morir como moscas en el subsuelo de la economía antes de cumplir cincuenta, atosigados por pandemias recurrentes, pésimas condiciones medioambientales y un sinfín de crudezas propias de las vidas sub-humanas u “obsoletas”, según la clasificación bancaria.

Hay otro camino. Liderado por magnates filántropos de la vieja guardia como Soros o Bill Gates, confrontan a sus pares genocidas abogando por una salida humanitaria de la pandemia y la transición hacia un poscapitalismo compasivo. Los líderes políticos que se sientan a su mesa son tres o cuatro, no todos son occidentales. Con las herramientas de control social suficientemente domesticadas, desde el soft power del capitalismo del goce hasta el disciplinamiento biométrico del terror viral, el último experimento a cielo abierto cierra una etapa y demanda nuevas decisiones.

panamarevista.com  (www.panamarevista.com)