Planes de autoahorro: del sueño del 0 km a la pesadilla financiera

Al igual que el deterioro de los principales indicadores de la economía, la morosidad del sistema creció a pasos agigantados en todos los rubros donde el crédito estaba presente, aumentando así los niveles de angustia y desesperación de los endeudados en cómodas cuotas.

En lo que refiere a los préstamos personales, la mora creció 59% en apenas un año. Pasó del 3,2% del total de los préstamos en 2017 al 5,1% en diciembre de 2018. En el universo de las tarjetas de crédito, la tendencia es similar: hubo un 48% más de morosos a fines del año pasado respecto de diciembre de 2017 y se pasó del 2,5% del total al 3,7%.


Pero hay un grupo de deudores que la está pasando aún peor. Hablamos de aquellos que soñaron con tener su coche nuevo y reluciente. Lamentablemente, recurrieron a los famosos planes de autoahorro y ahora se encuentran en medio de una pesadilla financiera sin poder despertar, con cuotas que se triplicaron en algunos casos y debiendo cumplir condiciones leoninas para cancelarlas.