martes 30 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

Plantas que dan WiFi haciendo la fotosíntesis

La mayoría de las distopías futuristas que ha retratado la ciencia ficción literaria y cinematográfica muestran un planeta inhóspito, desertizado, en el que la vida natural ha sido arrasada, bien por puro agotamiento o por desastre nuclear. Pero la biotecnología puede conseguir que estas predicciones funestas no lleguen a cumplirse. Son muchos los científicos y las compañías que se esfuerzan por encontrar fuentes de energías limpias que permitan mantener los suministros que necesitamos y, al mismo tiempo, no atenten contra la integridad del planeta. Exploradas -y probadas suficientemente- la energía solar o la eólica, entre las tradicionales, se abren ahora también nuevas posibilidades con tecnologías más disruptivas, que se atreven a imaginar posibilidades nuevas.

Una de ellas es la propuesta de un grupo de estudiantes andaluces, quienes han inventado un sistema para obtener energía eléctrica a través de las plantas. Javier Rodríguez, estudiante de Nanociencia y Nanotecnología en la Universitat Autónoma de Barcelona, y Pablo Manuel Vidarte y Rafael Rebollo, estudiantes de Ingeniería Multimedia de La Salle Universitat Ramon Llull, son los artífices de esta idea, germen de Arkyne Technologies, empresa que tiene a dos de ellos como cofundadores. Su carta de presentación es Bioo Lite, una maceta que genera suficiente energía como para cargar un smartphone a través del puerto USB que incorpora. El sistema aprovecha la materia biológica que desechan las plantas durante la fotosíntesis para obtener energía a un coste mínimo. En esta misma línea, su nuevo producto es Bioo Pass Wifi, una planta que ofrece acceso inmediato a Internet sin necesidad de contraseñas con tan solo acercar el teléfono móvil.

one.elpais.com  (one.elpais.com)