martes 30 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

Plomo y tachuelas para dar con los restos de Cervantes

Huellas del plomo de Lepanto. Esta es ahora una de las pistas más seguras en la búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes en la cripta de las Trinitarias de Madrid. Sobre todo porque los huesos que contenían el ataúd recientemente hallado y marcado con las iniciales MC, como las del gran escritor, no proceden de un solo individuo, sino de varios, entre neonatos, niños y adultos, varones y hembras.

Miguel de Cervantes participó como soldado en la batalla naval de Lepanto de 1571, donde fue herido por disparos de arcabuz. De ahí, su sobrenombre de El manco de Lepanto. Su mano izquierda no fue amputada, pero se le anquilosó al perder el movimiento de la misma cuando un trozo de plomo le seccionó un nervio. La presencia de este metal en alguno de los huesos hallados, casi cinco siglos después, reduciría notablemente la búsqueda y aportaría una pista importante de la identidad de esos restos.

elpais.com  (elpais.com)