lunes 10 de diciembre

Pobreza: dos malas noticias y la peor deuda política y social

Hacia el final de la era menemista, algunos políticos ya anotaban en su análisis una sombría tendencia de deterioro social que a largo o mediano plazo, decían, proyectaba un tercio de la población por debajo de la línea de pobreza como destino. Fue más rápido. Hubo picos dramáticos en los períodos de mayor crisis -2001 y sus secuelas- y luego un camino de mejora, pero aún así el cuadro sigue mostrando números alarmantes y, más grave, la consolidación de la pobreza estructural. Eso indican los trabajos que circulan en estos días.

La semana que viene sería difundido el relevamiento del Observatorio de la Deuda Social de la UCA sobre el tercer trimestre de este año: según trascendió, marcaría un aumento de unos cuatro puntos y rozaría el 32% de pobreza en sus propias mediciones. En la semana que termina, Unicef publicó un informe que expone la mayor profundidad de la pobreza entre chicos y adolescentes: está muy por encima de la cifra general, medida sólo en base a ingresos y también ampliando la mirada a los aspectos no monetarios, como vivienda, educación y protección social, entre otros indicadores. La visión integrada señala 48% para menores de 18 años.


Dejar un comentario