Pocas pero rendidoras: el plan para explotar las últimas grandes obras

Para el macrismo, como mayor accionista político de Cambiemos, los cronómetros electorales ya están definidos en los tres territorios que administran: la Nación, la provincia y la Ciudad de Buenos Aires. Pero todavía hay interrogantes sobre el método que utilizará el Gobierno para combinar el discurso proselitista con la agenda de gestión que utilizará para reforzar el operativo reelección de sus “tres cabezas”, que ya confirmaron, luego de un largo tironeo, que unificarán sus postulaciones en los comicios de octubre para reforzar el peso electoral del presidente Mauricio Macri.

Una aplicación inicial de esa estrategia, que se repetirá durante las próximas semanas, la protagonizó este martes Macri, cuando recorrió “el avance” de las obras del “Viaducto Mitre” junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El proyecto implica la elevación de las vías del ferrocarril por casi cuatro kilómetros, entre Nuñez y Palermo. Es parte principal de una lista muy corta de obras de “gran escala” que comenzarán a ser inauguradas a partir de abril, junto al “Paseo del Bajo” que conectará a las autopistas Ilia con la Buenos Aires–La Plata.


El esquema se repitió este miércoles y por partida doble. Mientras Larreta estuvo junto a su número dos, Diego Santilli, una nueva plaza en el Parque Ferroviario de Palermo, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal inauguró el tramo principal del plan maestro de obra hidráulico de La Plata. Una seguidilla de fotos que se irán repitiendo a medida que avance la campaña.