Poder Judicial se pinta la cara para resistir cambios en jubilaciones

Gran parte del Poder Judicial comenzó en las últimas 48 horas a pintarse la cara y a cavar las trincheras en los aprontes de una eventual guerra con el Gobierno Nacional por el tema de sus jubilaciones. El asunto atraviesa la fibra más sensible para los judiciales por el régimen especial que el Poder Ejecutivo anunció que formará parte del paquete de modificaciones previsto para las sesiones extraordinarias.

Los chats judiciales se activaron con furia el viernes, mantuvieron intensidad el sábado y decrecieron el domingo. No porque el tema dejara de preocupar, sino porque adoptaron una estrategia silenciosa de esperar a ver los movimientos oficiales. Los ojos se posaron en el Poder Legislativo y sobre quien tiene la llave de ambas cámaras por bancada mayoritaria y por el Senado, Cristina de Kirchner. El resultado de esta guerra será uno solo: no habrá reforma en el régimen especial de jubilaciones que prospere el tamiz judicial de la constitucionalidad. El tema es de tiempos y cuánto pierde cada bando en la batalla.