Política y medios en etapa de reperfilamientos

Las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto dejaron como saldo una serie de acontecimientos que irrumpieron en la ya convulsionada vida de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país. La devaluación producida luego de la victoria del Frente de Todos, la culpabilización presidencial a los votantes opositores por la debacle económica y los pedidos de disculpas leídos en teleprompter, entre otras actitudes del desorientado oficialismo, modelaron una nueva arena política. La agenda mediática, por su parte, comenzó a salir de la burbuja electoral y a poner el foco en una gama de problemas que habían quedado en segundo plano detrás de la lucha por los votos.

El seguimiento temático de las agendas informativas de los tres principales medios digitales del país realizado por el Observatorio de Medios de la Universidad Nacional de Cuyo arrojó un primer dato clave en la segunda quincena de agosto: las elecciones de 2019 y sus resultados fueron perdiendo terreno drásticamente conforme la economía se posicionaba al tope de la superficie mediática. Para fin de mes, la crisis económica acicateada por la devaluación, las “medidas de alivio” anunciadas por el Gobierno y el posterior cambio de gabinete acaparó el 46% de las noticias más visibles de los medios digitales.


Entrado septiembre, la implementación de restricciones a la compra de dólares y la intervención estatal sobre el mercado cambiario generaron cierta estabilidad en la cotización de las divisas que, en un país dólar-dependiente, significó una nueva, relativa y precaria calma. Ante la ausencia de casos conmocionantes, reingresaron a la agenda otros asuntos clásicos y estables siempre demandados por las audiencias: los deportes, traccionados por la vuelta del fútbol; la incursión maradoniana en La Plata y el mundial de básquet; los policiales, a partir de una serie de casos resonantes por su tono y drama, y las ya asiduas crónicas de la corrupción. El dato de color sobre este último tópico es que frente al monopolio de la “corrupción K”, un conjunto de fallos judiciales dio lugar al nacimiento mediático de la “corrupción M”. Concretamente, la ligada a las causas Odebrecht y Correo Argentino.