Populismo, feminismo, comunismo y capitalismo: los debates del momento según Žižek

«Bienvenidos al desierto de lo real», avisa Slavoj Žižek. Ese es el título de un libro suyo publicado en 2002 y traducido al español tres años después. Allí se establece de forma clara una de sus líneas clave de pensamiento. Criado al calor del psicoanálisis lacaniano, observa que la realidad está incompleta, que hay algo que no se puede imaginar ni simbolizar ni representar y es un vacío demoledor que de golpe se nos aparece. En Bienvenidos al desierto de lo real pone varios ejemplos, pero hay uno que es preciso: en la pornografía hardcore existe una cámara miniatura que se coloca dentro de un consolador, en la punta, y desde allí se puede observar el interior de la vagina, cuando la penetra. «En este límite extremo —escribe Žižek—, se produce una transformación: cuando nos acercamos demasiado al objeto deseado, la fascinación erótica se transforma en asco ante lo real de la carne desnuda».