martes 11 de diciembre

Por qué aprendí a practicar abortos

Empieza con el acero.

Un espéculo. Una aguja. Un tenáculo para sujetar el cérvix. Un par de dilatadores. Esta lista incluye todos los instrumentos que utilizaba cuando aprendí a realizar abortos en los años noventa.


Después hay plástico y succión. En contraste con la dureza y hostilidad del equipo, el procedimiento en sí requería movimientos delicados. En esa época todavía no era común el uso del ultrasonido, así que los abortos quirúrgicos por lo regular se realizaban a ciegas. Era necesario tener mucha experiencia para reconocer e interpretar el contacto del acero y el plástico duro con el cérvix y el útero. No solo porque las maniobras se hacían a ciegas, sino también para considerar los cambios que el tejido experimenta cada semana, a medida que el útero aumenta de tamaño y se produce el adelgazamiento del músculo.

Dejar un comentario