Por qué China está dejando caer en bancarrota a sus empresas (y qué tiene que ver la guerra comercial con Estados Unidos)

En su largo camino de apertura al exterior, China está dando pasos para normalizar algunos comportamientos empresariales que en cualquier otro lugar del mundo son parte del juego de la economía de libre mercado.

Durante años, antes de que una compañía china cayera en bancarrota, su deuda era comprada por bancos estatales u otro tipo de acreedores o se articulaban sistemas para inyectar capital y rescatarlas.


El principal ejemplo de este esquema son las empresas ‘zombis’, que pierden miles de millones de yuanes al año pero siguen operando gracias a ayudas.

El objetivo suele ser el de mantener los empleos y la actividad económica.