Por qué cientos de trabajos están en riesgo en Bell Ville, Argentina, la capital mundial de las pelotas de fútbol

Entrar a la fábrica de Dale Más, una marca de pelotas de fútbol en la provincia de Córdoba, en el centro de Argentina, es como viajar en el tiempo.

Al son de unos polvorientos receptores de radio, enormes galpones con paredes de ladrillo enmohecido acogen diariamente a veteranos trabajadores que fabrican, con las manos, lo que se considera uno de los mejores esféricos en este país futbolero.


«La calidad de una pelota está en su interior», explica Fernando Fugilini, el dueño y presidente de la empresa, quien muestra orgulloso cómo es imposible romper con las manos el forrado interior, hecho de un látex de doble enmallado.