lunes 17 de diciembre

Por qué desactivar el historial de Google Maps no impide que la aplicación sepa dónde estás (y qué puedes hacer para evitarlo)

Cada vez que buscas una dirección en Google Maps estás permitiendo que la aplicación sepa dónde estás y que guarde esa información en su base de datos… incluso aunque le digas que no lo haga.

Con solo abrir la app, el sistema almacena tu ubicación automáticamente y es capaz de adivinar cuál es la dirección de tu casa o de tu trabajo basándose en los lugares y la frecuencia con que los visitas.


Desactivar el historial de ubicaciones no evita que eso suceda.

La compañía asegura que lo hace para “mejorar la experiencia del usuario” y que ofrece “controles robustos” para que sus clientes puedan “borrar sus historiales en cualquier momento”.

De hecho, hace apenas un par de semanas publicó en su sitio web un nuevo post titulado “Facilitando el control de tus datos en Google”, en el cual el director de gestión de producto, Eric Miraglia, explica los pasos a seguir para quienes no quieran dejar rastro en el buscador.

Dejar un comentario