viernes 21 de septiembre

¿Por qué el algoritmo nos muestra siempre lo mismo?

Situación habitual para cualquier usuario suscripto a Netflix: después de varios días de adicción a una serie, cuando aparecen los créditos del último episodio, la plataforma nos recomienda otro título que parece interesante. Antes de caer vencidos por el sueño, le damos una oportunidad y empezamos a ver el primer capítulo, cuyo comienzo es tan atrapante que en pocos minutos nos olvidamos de que al otro día hay que levantarse temprano. Ya estamos enganchados a una nueva serie.

Otra situación habitual, esta vez para los adeptos a Spotify: luego de escuchar algunos de nuestros discos favoritos, un buen día ingresamos a la app y nos aparece una lista llamada “Descubrimiento semanal”. Allí encontramos muchos artistas que no conocíamos pero que, al escucharlos, advertimos que responden a nuestros gustos musicales, de modo que varios de ellos se convierten, gracias a las sugerencias de este servicio, en nuevos favoritos para nuestras listas.


Tanto en un caso como en el otro, son los algoritmos los que se encargan de estudiar nuestros comportamientos en estas plataformas y, a partir de ellos, hacernos las recomendaciones que mejor se adapten a nuestros consumos.

De esa manera, nuestra sed de entretenimiento se ve abastecida de forma constante. Ya no perdemos el tiempo en cosas que no nos gustan o directamente no nos interesan.

Dejar un comentario