¿Por qué el Gobierno dejó escapar el dólar?

A los economistas les preocupa que el Banco Central no pueda intervenir antes de que el dólar supere los $50. Sus suspicacias tienen menos que ver con cuestiones estrictamente financieras porque el préstamo del FMI blinda el programa financiero, sino porque una nueva corrida cambiaria le abre dos nuevos frentes a la política económica en forma de círculos viciosos.

El programa monetario del Banco Central se maneja con una zona de no intervención que evoluciona día a día y que, para mañana, no le permite vender dólares a menos que la cotización mayorista cruce los $50,22. “Sin duda el ancho de la banda es demasiado amplio. Y un dólar en el techo va generar un impacto inflacionario importante. El FMI no lo deja vender nada”, resumió Hernán Hirsch, economista de FyE Consult.


Solo cuando la cotización cruce el techo de esa zona, el Banco Central podrá vender hasta 150 millones de dólares diarios. Por el contrario, cuando cruza el piso teórico -que hoy fue de menos de $39-, el Banco Central puede comprar reservas como pasó en enero. Por eso hoy Sandleris subió la tasa de interés e intentó sacar la mayor cantidad de pesos de circulación y además intervino en el mercado de dólar futuro para suavizar las expectativas de devaluación.