¿Por qué el malestar social en Perú no estalla como en otros países sudamericanos?

El sábado 23 de noviembre, mientras la protesta estallaba en Colombia y se mantenía en Chile y Bolivia, Perú organizó la final de la Copa Libertadores sin mayores sobresaltos.

A pesar de compartir con estos países problemas de fondo como la desigualdad, la corrupción y la alta desconfianza hacia la clase política, los peruanos no nos hemos sumado a los estallidos de protesta en la región.


Inclusive cuando el lunes pasado se liberó a Keiko Fujimori -excandidata a la presidencia acusada de lavado de activos por recibir financiamiento de Odebrecht- menos de mil personas salieron a protestar. Parece improbable que en el corto plazo nos unamos al baile.

¿Significa esto que los peruanos somos poco propensos a protestar? Todo lo contrario, somos de los que más protestamos en la región. Sin embargo, estas protestas rara vez se han articulado en manifestaciones nacionales.