Por qué en Miami quieren acabar con la Pequeña Habana y no dejarle ni el nombre

La Pequeña Habana, en Miami, es uno de los barrios más conocidos de Estados Unidos. Pero es también uno de los más amenazados.

Este distrito urbano, considerado el corazón cubano en el sur de Florida, recibe cada año cientos de miles de turistas, que se mezclan con viejitos anticastristas jugando dominó e inmigrantes recientes de América Central paseándose por su emblemática Calle Ocho.


Pero según el National Trust for Historic Preservation (El Fondo Nacional para la Preservación Histórica), la principal entidad de conservación urbanística de Estados Unidos, la Pequeña Habana es uno de los once sitios históricos más amenazados del país.