10.2 C
Buenos Aires
jueves 29 de julio de 2021
Cursos de periodismo

Por qué es importante la figura del procurador

En noviembre pasado, la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió reclamó al interior de Juntos por el Cambio acompañar en el Senado la designación del juez federal Daniel Rafecas para la Procuración, propuesta nueve meses antes por el presidente Alberto Fernández. Lo hizo con el argumento de aceptar el “mal menor” frente al riesgo de que la vicepresidenta Cristina Kirchner terminara imponiendo un candidato propio como jefe de los fiscales. Carrió sumó a la iniciativa a Horacio Rodríguez Larreta y a María Eugenia Vidal para avanzar en un acuerdo. No prosperó, entre otras razones, por la oposición de los senadores radicales. Miguel Ángel Pichetto habló de “ansiedad” y dijo que la cuestión Rafecas demandaba una decisión orgánica de la alianza opositora. Finalmente, Mauricio Macri nunca dio su aprobación. Pero más importante todavía, tampoco la vicepresidenta, dueña de las llaves del Senado, aprobó la candidatura de Rafecas y su pliego permanece encajonado en la Cámara. Tal como quería en su momento Carrió, la oposición ha dado un giro y reclama hoy el tratamiento en el Senado del expediente de Rafecas, cuando más lejano parece ese nombramiento.

¿Por qué es importante lo que pasa en torno a esta designación?

El procurador está a cargo del Ministerio Público fiscal y es -como se ha dicho- el jefe de los fiscales y responsable del funcionamiento del sistema de «persecución penal». Su rol se ha vuelto incluso más relevante desde la implementación del sistema acusatorio, que hace recaer en los fiscales la tarea de investigación, hasta ahora en manos de los jueces. La reforma de la Constitución de 1994 le otorgó a este órgano independencia respecto de los demás poderes del Estado, incluso dentro del propio sistema de administración de justicia. Es decir, es independiente del Ejecutivo, del Legislativo y también del Poder Judicial. (Importante: no confundir este cargo con el de Procurador general del Tesoro que, aunque suena parecido, es el jefe de los abogados del Poder Ejecutivo y del Estado nacional y de la República en juicios internacionales. Hoy ese cargo lo ocupa Carlos Zannini).

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)