miércoles 20 de febrero

¿Por qué es tan difícil para Trump dejar ir las cosas?

El presidente Trump es un hombre muy susceptible a engancharse en las redes de la obsesión. Durante marzo, ninguna manía ha consumido tanto su psique —ni su cuenta de Twitter— como la firme e infundada creencia de que el presidente Barack Obama espió sus teléfonos.

¿Por qué no puede dejar atrás el asunto?


Trump a menudo dice: “Soy, o sea, una persona realmente inteligente” en público. En esa línea, sus asesores dicen que lo impulsa la necesidad de demostrar su legitimidad como presidente a los muchos críticos que lo consideran un indigno vencedor que siempre estará socavado por el triunfo en el sufragio popular de Hillary Clinton con tres millones de votos de ventaja.