¿Por qué es tan difícil rastrear quién está detrás del virus WannaCry que afectó a computadoras en 150 países?

Cuando hay un robo en casa, la policía científica puede hallar al ladrón a partir de huellas, rastros de ADN y otros elementos aparentemente intrascendentes como la disposición de los muebles tras el asalto. Pero cuando el ataque viene a través de la red, ¿cómo se halla al culpable?

El ransomware (virus que retiene el acceso a archivos hasta el pago de un rescate) WannaCry ha secuestrado desde el pasado viernes computadoras en 150 países de compañías como la española Telefónica, el sistema de ferrocarriles alemán, la institución pública de salud de Reino Unido o el gigante de mensajería estadounidense FedEx.


Europol ya estima en 200.000 el número de víctimas y, pese a haber sido parcialmente contenido por un joven británico un día después, este lunes se esperaba que el ataque se reanudara con más fuerza.