Por qué estás cansado todo el tiempo aunque duermas bien

    Es común sentirse cansado aunque duermas bastantes horas y hagas ejercicio. Los culpables habituales de esa falta de energía son un sueño de baja calidad, un estrés elevado, una dieta de mala calidad y los hijos menores de 2 años (que, de alguna manera, contribuyen a todo lo anterior). En la mayoría de los casos, estos problemas son temporales y solucionables. Sin embargo, el cansancio o la fatiga también podrían ser un síntoma de un problema más grave. Echemos un vistazo a las posibles causas de tu cansancio para poder reducirlo y encontrar la forma de que tengas más energía.

    Lo primero que debes hacer es asegurarte de que estés durmiendo lo suficientemente bien. Las ocho horas de sueño recomendadas son solo una orientación: la cantidad perfecta de sueño varía de persona en persona. (De hecho, dormir demasiado puede ocasionar cansancio y otros problemas, al igual que dormir muy poco). Tu cantidad ideal de sueño también cambia a medida que envejeces.

    Si quieres saber cuánto tiempo necesitas dormir, haz el experimento de desplazar la hora de acostarte hasta que te despiertes naturalmente justo antes de que suene el despertador. También puedes usar una aplicación como Sleepyti.me para calcular el mejor momento para quedarte dormido, según los ciclos de sueño. La teoría es que si te despiertas entre ciclos de sueño profundo en lugar de en mitad de uno, te sentirás más descansado y alerta en lugar de aturdido y malhumorado.