viernes 2 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

Por qué hablar con extraños puede hacernos más felices

Como muchas personas que crecieron en Estados Unidos en la década de 1980, me criaron para tenerle miedo a los extraños.

«No hables con desconocidos» estaba de moda en esos días. La preocupación de los padres y la cautela natural de la humanidad hacia los extraños se vieron potenciadas por la cobertura sensacionalista de los medios y la caída en picada de los niveles de confianza social, que florecieron en un pánico moral total.

Policías, maestros, padres, líderes religiosos, políticos, personalidades de los medios y organizaciones de bienestar infantil dejaron de lado sus diferencias y trabajaron juntos para difundir el mensaje de que interactuar con un extraño podría ponerlos en riesgo.

Si bien no hay duda de que algunas personas tienen experiencias traumáticas con desconocidos, el «peligro de los extraños» carecía de una base estadística real. Entonces, como ahora, la mayoría de los delitos sexuales y violentos contra niños (y adultos) son cometidos por personas conocidas de la víctima: familiares, vecinos y amigos de la familia.

bbc.com  (www.bbc.com)