Por qué hablar de dinero es tabú en Suecia (y cuáles son las ventajas e inconvenientes de esta costumbre)

En el barrio más rico de Estocolmo, Östermalm, yates privados y bares flotantes abrazan el puerto.

Los bulevares adyacentes de Strandvägen, con sus filas de árboles, son la locación de algunas de las propiedades más costosas en la capital sueca, así como también de tiendas exclusivas y restaurantes.


Cerca de allí, unos ornamentados edificios del siglo XVIII ofrecen espacios para oficinas lujosas y bares de acceso exclusivo por membresía.

Este sector de la ciudad está lleno de gente con gafas de diseño, tomando el sol de otoño en las aceras. Pero encontrar a alguien que hable sin incomodarse sobre la riqueza que posee es casi imposible.