Por qué hacer regalos es mejor que recibirlos (probado por la ciencia)

Puede que te ocurra con los regalos de Navidad.

Si te da satisfacción recibir algo, por ejemplo un regalo, es probable que esa sensación disminuya conforme esa experiencia se repite.


Es un fenómeno conocido como «adaptación hedónica».

Sin embargo, parece haber una excepción a la regla: dar en lugar de recibir.

En experimentos realizados por investigadores en Estados Unidos, la alegría de dar repetidamente no disminuyó o lo hizo mucho más lentamente que la satisfacción de recibir.