lunes 10 de diciembre

¿Por qué hay tan pocas mujeres con un Nobel en ciencias?

Uno de los Premios Nobel de física de 2018 fue para Donna Strickland, un gran logro para cualquier científico. Sin embargo, gran parte de la cobertura de noticias se centró en el hecho de que ella es la tercera mujer en recibir el premio, después de Marie Curie en 1903 y Maria Goeppert-Mayer 60 años después.

Aunque la ingeniera bioquímica Frances Arnold también ganó este año, por la química, la rareza de las mujeres galardonadas con el Premio Nobel plantea interrogantes sobre la exclusión de las mujeres de la educación y las carreras en la ciencia. Las investigadoras han recorrido un largo camino en el último siglo. Pero hay pruebas abrumadoras de que las mujeres siguen estando subrepresentadas en los campos de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).


Los estudios han demostrado que quienes persisten en estas carreras enfrentan barreras explícitas e implícitas para el progreso. El sesgo es más intenso en los campos que son predominantemente masculinos, donde las mujeres carecen de una masa crítica de representación y, a menudo, son vistas como “tokens” o forasteras.

Dejar un comentario