17.5 C
Buenos Aires
sábado 12 de junio de 2021
Cursos de periodismo

¿Por qué la derecha eligió a la educación como caballito de batalla?

¿Por qué Juntos por el Cambio eligió como uno de sus caballitos de batalla la educación? ¿Por qué justamente ese área donde, cuando fue gobierno, recibió tantas críticas por los ajustes que hizo sobre escuelas y docentes? Está claro que es un territorio donde se mueve con menos soltura que el de la seguridad. No obstante, desde que comenzó la pandemia, primero de forma más sutil, luego más desembozadamente, el eje de retomar las clases presenciales se convirtió en uno de los que privilegió la alianza opositora. Antropólogas, sociólogos, especialistas en comunicación y en educación analizaron la fijación de la derecha argentina con el área educativa en tiempos del coronavirus. El lobby por la educación privada, la lógica liberal de que el Estado no debe meterse en la educación, la disputa por cómo será la nueva normalidad educativa o la idea de contrastar gestiones son algunos de los focos del análisis.

Los datos de cuáles fueron las políticas educativas durante los gobiernos de Mauricio Macri son elocuentes: el presupuesto educativo se derrumbó un 36 por ciento en sus cuatro años como presidente, el salario docente cayó otro 14,5 por ciento, se eliminó la paritaria docente. Como jefe del gobierno porteño, hizo caer la participación educativa en el presupuesto general del 27 al 22 por ciento, por mencionar solo algunos datos. Sin embargo, el ex presidente lanzó la Fundación Mauricio Macri y anunció que uno de sus principales ejes será la educación. Sus seguidores impulsaron dentro de la alianza y consiguieron para el martes 9 de febrero una protesta con clases abiertas que se centrará en la educación: el epicentro será frente al Palacio Sarmiento y pedirán que haya sí o sí clases presenciales. La consigna es «Juntos por la Educación».

pagina12.com.ar  (www.pagina12.com.ar)