Por qué las relaciones entre Estados Unidos y Rusia están en su peor momento desde la Guerra Fría

Es difícil imaginar un período, desde el fin de la Guerra Fría, en el que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos han estado tan mal.
Funcionarios estadounidenses han descrito la embestida conjunta de Rusia y Siria contra la ciudad siria de Alepo como «una barbarie» y advierten que se están llevando a cabo crímenes de guerra.
El presidente ruso ha hablado explícitamente sobre el empeoramiento del clima entre Washington y Moscú, e insiste en que lo que la administración de Obama quiere es un «diktat» (decreto), más que un diálogo.
Sin embargo, Rusia y EE.UU. están aún en contacto sobre la situación siria.
A pesar de toda la retórica y las acusaciones, ambos se dan cuenta de que tienen un papel vital qué desempeñar en cualquier arreglo final sobre el conflicto en ese país.
Cualesquiera que sean sus intenciones estratégicas inmediatas, una guerra permanente en Siria no beneficia ni a Moscú ni a Washington.