Por qué los autoservicios chinos venden vinos y conservas hasta 30% más barato que los supermercados

Los consumidores frecuentes de vinos, licores y destilados y los que compran alimentos enlatados saben que en los autoservicios propiedad de residentes chinos pagan hasta 30% menos por esos productos que en cadenas de supermercados y mayoristas. Pasa lo mismo con otros alimentos que integran la canasta básica: harina común, arroz, azúcar y yerba de segundas y terceras marcas. En todos esos casos, es posible encontrar precios más bajos que en las góndolas de los otros formatos. La pregunta es: ¿por qué?

La clave está en la estrategia comercial que implementa la mayoría de los empresarios orientales en la Argentina: el pago al contado y en efectivo es el músculo de poder que desarrollaron para competir con grandes cadenas de retail en una economía con un índice de inflación anual de dos dígitos (47,6% en 2018) y tasas de interés (56,7% promedio) por las nubes. El pago inmediato (y en algunos casos anticipado) es la solución para que cada vez más proveedores quieran abastecer a una red de 10.680 autoservicios en todo el país.