¿Por qué los canales no reponen ficciones argentinas?

La pandemia le dio el tiro de gracia a la ficción nacional 2020. No solo porque suspendió grabaciones y cualquier proyecto que se estuviera realizando en el país o con planes de comenzar. También porque, en general, la televisión argentina le dio la espalda al género. Lejos de meter mano en ficciones locales ya emitidas, recuperando programas de otros tiempos, los reponsables de definir lo que se verá en la pantalla chica eligieron extender la programación en vivo, con el riesgo -artístico, periodístico y sanitario- que a tres meses de decretarse el aislamiento se percibe a diario. Ni siquiera los casos positivos de Covid-19 entre los trabajadores de TV de las últimas semanas modificaron una decisión que bien podría reverse, dado el vastísimo catálogo audiovisual que tiene la industria televisiva argentina y que reponer al aire no tendría costo alguno para los canales. Que se entienda: repetir una ficción propia no le implica a los licenciatarios ningún costo económico, a la vez que le permitiría a actores, directores, autores y músicos nacionales recibir dinero a través de las sociedades de gestión que los ayudarían a atravesar la pandemia.

El sector audiovisual, junto al teatral, es uno de los más perjudicados por el coronavirus. Los canales de TV vienen machacando una y otra vez sobre las penurias económicas que desde marzo afectan a los trabajadores artísticos. En general, actrices y actores, directores, músicos y autores suelen ser entrevistados en diferentes programas, que los solicitan no solo para que cuenten cómo atraviesan la pandemia, sino fundamentalmente porque atraen audiencia. Es sabido que los artistas siempre son objeto de atracción para frenar el zapping. Y las notas -en general- las dan sin recibir nada a cambio. La pregunta, entonces, es por qué los canales que los solicitan una y otra vez no los ayudan programando más ficciones de producción nacional.