¿Por qué los diarios españoles en papel siguen siendo idénticos a los de antes de la crisis?

Los diarios españoles han perdido la mitad de su difusión, 2,3 millones de ejemplares menos, en los últimos 8 años. También han perdido en torno al 60% de sus ingresos publicitarios. Pero su única reacción notable ha sido despedir periodistas, en un caso bastante insólito de inmovilismo suicida. La estructura de sus ediciones en papel sigue siendo idéntica a la de antes de la crisis, solo sus titulares de primera página se han cargado de ideología y política con bastante frecuencia, rompiendo un principio que se creía sacrosanto del periodismo de calidad: no mezclar la información con la opinión.

El pasado año, en el que los editores esperaban ver cómo se frenaban sus retrocesos, ha visto cómo, al contrario, estos se acentuaban. Las ventas al número, el dato más significativo de los que proporciona OJD, han retrocedido nada menos que un 14% en el diario líder, ‘El País’, que cierra diciembre con 103.000 ejemplares de venta en distribución. ‘El Mundo’ cae aún más, un retroceso del 18,5%, y se queda en 66.000 ejemplares. ‘ABC’ le sigue muy de cerca, con 65.000 ejemplares y una caída del 13,8%. ‘La Razón’ se queda en 48.000 ejemplares (-9,1%). ‘La Vanguardia’ vendió una media de 30.000 ejemplares el año pasado (-12,9%). ‘El Periódico’ vendió un promedio de 43.000 ejemplares (-11,9%). Por primera vez, los diarios regionales caen en difusión en torno a un 6%.