¿Por qué los dos creen que ganan?

En público y en privado, los equipos de campaña de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos aseguran lo mismo: que, según los números que tienen para pronosticar las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del domingo, ganarán la elección. Los dos espacios se muestran confiados y dicen tener proyecciones de voto que validan esa confianza. ¿Alguno miente o alguno se equivoca? ¿En qué datos y análisis basan sus esperanzas?

El Gobierno dice tener números que dan al binomio Mauricio Macri-Miguel Pichetto, en el peor escenario, dos puntos nacionales abajo de la fórmula opositora y, en el mejor, un punto arriba. Este último resultado sería un batacazo electoral, pues la mayoría de las encuestas que difundieron públicamente los medios de comunicación y los partidos políticos muestran a Alberto Fernández con mayor intención de voto que la del Presidente. Un envión anímico de ese tipo podría catapultar a Juntos por el Cambio a reelegir en octubre sin necesidad de llegar al balotaje. Sin embargo, aún con el optimismo de los números que dice tener, el Gobierno sigue apostando a una reelección en segunda vuelta.