¿Por qué los gases lacrimógenos se usan para dispersar protestas pero están prohibidos en las guerras?

Una nube densa y blanca se asienta poco a poco en las calles obligando a decenas de personas a buscar refugio.

Es una escena común en protestas alrededor del mundo y el culpable de esa nube es casi siempre el gas lacrimógeno, creado hace más de cien años.


En la Primera Guerra Mundial se utilizó por primera vez de manera formal una versión incipiente del gas moderno, con el objetivo de forzar a los soldados enemigos a escapar de sus trincheras para luego atacarlos con artillería u otras armas.