Por qué los gigantes tecnológicos buscan el frío nórdico

Gigantes tecnológicos como Google, Facebook o Apple, así como otras compañías dedicadas a minar criptomonedas tienen sus centros de datos en países nórdicos. ¿Por qué?

El primer motivo es que las temperaturas en esos países se mantiene baja durante todo el año. En, la zona norte de Noruega, por ejemplo, la media en invierno está en torno a los -4 grados y en verano no supera los 12 grados. Y estos fríos polares son uno de los grandes beneficios que ofrecen estas latitudes para las compañías.


En los centros de datos se transmite información, se procesan instrucciones, se minan criptomonedas. La magia de la web no se sustenta sólo de un entorno intangible, sino que requiere de enormes edificios, generadores y cables. Todas esas columnas de maquinarias que habitan en los centros de datos generan mucho calor y de ahí que el frío sea clave: los equipos tienen que estar refrigerados. Por eso los países nórdicos son tan valorados a la hora de instalar este tipo de centros.