domingo 23 de enero de 2022
Cursos de periodismo

Por qué los líderes de China le temen a Peng Shuai

Cuatro años después de que el movimiento #MeToo sacudió las instituciones de poder a nivel mundial, uno de los casos con mayores repercusiones políticas hasta la fecha se está desarrollando en el sitio más improbable: China. Y, como es usual, el gobierno está tratando de silenciar la disidencia.

Sin embargo, la respuesta coreografiada del Partido Comunista de China ante las acusaciones de abuso sexual de una estrella del tenis ha resultado increíblemente contraproducente. En lugar de acabar con el escándalo, está impulsando el movimiento feminista de China y hasta podría llegar a plantear un desafío para el propio partido.

El 2 de noviembre, Peng Shuai, excampeona de Wimbledon en la categoría de dobles, acusó a un ex vice primer ministro de China, Zhang Gaoli, de agresión sexual. “Aunque sea como un huevo estrellándose contra una roca, o una polilla acercándose al fuego, arriesgando mi propia destrucción, contaré la verdad sobre usted”, escribió en una publicación extensa en Weibo, la popular plataforma de redes sociales de China. Después, ella desapareció.

nytimes.com  (www.nytimes.com)