Por qué los médicos siguen ofreciendo tratamientos que en realidad no funcionan

Cuando el médico te da alguna recomendación de salud y tu aseguradora paga ese tratamiento, probablemente crees que este se basa en pruebas confiables. Sin embargo, una gran parte de la práctica clínica que las aseguradoras privadas y los programas públicos respaldan no se basa en evidencia.

El British Medical Journal analizó las pruebas de miles de tratamientos médicos para evaluar los que ayudan y los que no. De acuerdo con este análisis, existen pruebas de que solo un poco más del 40 por ciento de ellos aportan algún beneficio. Solo el tres por ciento son ineficaces o dañinos; es poco probable que un seis por ciento más sean útiles. Pero un enorme 50 por ciento no tiene una eficacia conocida. No hemos hecho los estudios pertinentes.