¿Por qué los ricos en ingresos sienten que son pobres en tiempo?

Ganar más dinero te ahorrará tiempo? ¿O te hará sentir más apresurado que nunca? Estos días comencé a reflexionar sobre esta pregunta porque un amigo me desafió a averiguar si la pobreza de ingresos y la pobreza de tiempo van de la mano.

Hay personas pobres en dinero y pobres en tiempo, que combinan múltiples empleos y horas extra con el cuidado de los niños y pierden horas preciosas en largos viajes. Hay personas pobres en efectivo y ricas en tiempo, jubilados o buscadores de empleo que no saben cómo llenar su día. Pero, en promedio, ¿las personas más ricas, están más o menos ocupadas que las que tienen menos dinero?


En un punto al menos la evidencia es clara: ya sea que las personas con altos ingresos estén más ocupadas o no, ellas sí piensan que lo están. En un próximo libro, «Spending Time» (que se puede traducir como «Pasando Tiempo» o «Gastando el Tiempo»), el economista Daniel Hamermesh analiza el «estrés del tiempo», que se mide no por su uso diario, sino por encuestas donde se les pregunta a las personas con qué frecuencia se sienten «apuradas» o «presionadas por el tiempo».