miércoles 18 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Por qué Los Simpson es lo único de los 90 que aún existe y no acabará nunca

Nacida como una sátira de la clase media estadounidense para el horario de máxima audiencia, Los Simpson se ha convertido en algo más: en inspiración para cualquier tipo de arte elevado, de las pasarelas de Balenciaga a los lienzos de KAWS. GQ se introduce en la mente de los creadores de la serie — y obtiene una inusual entrevista con Matt Groening— para explorar la otra vida de la comedia más influyente

El equipo detrás de Los Simpson produjo un vídeo para la casa francesa de lujo Balenciaga que debutó en octubre en la Semana de la Moda de París (ésta es una oración que nunca pensé que escribiría). La pieza mostraba a los personajes de la serie desfilando por la pasarela con diseños de Balenciaga, y parecía, según la forma de verlo, un anuncio largo de la marca o un episodio breve de la ficción.

David Silverman, el veterano productor y animador de Los Simpson que dirigió el corto, lo define como “una de las cosas más difíciles que he hecho nunca”. Demna, director artístico de Balenciaga y, como muchos otros cuarentañeros, fan de Los Simpson desde niño, le hizo una anotación tras otra, intentando acertar con el equilibrio entre la caricatura y una presentación seria de sus prendas. “Los personajes de Los Simpson”, explica Silverman, “tienen proporciones muy diferentes a las humanas, así que en algunos aspectos nos tomamos grandes libertades. Hicimos trampas, como decimos nosotros”. Un trabajo de un año que al final dio a la gente algo que no sabían que necesitaban: a Homer Simpson —un zoquete entrañable que llegó a engordar 28 kilos para que le concedieran una discapacidad y así poder trabajar desde casa— posando con un plumas rojo de Balenciaga, una versión más reciente del que cuesta 2.600 euros.

revistagq.com  (www.revistagq.com)