6.6 C
Buenos Aires
domingo 20 de junio de 2021
Cursos de periodismo

¿Por qué Luxemburgo no es considerado un paraíso fiscal y por qué debería serlo?

La investigación OpenLux vuelve a poner al Gran Ducado en el punto de mira y a abrir el debate sobre los territorios con fiscalidad laxa para las empresas, que la Unión Europea no considera paraísos fiscales.

Siempre que se señala a un Estado por sus prácticas fiscales agresivas, salta el mismo debate y las mismas preguntas: ¿Qué criterios se deben tener en cuenta para considerar a un territorio un paraíso fiscal? ¿Que la Unión Europea o el Estado español no consideren a uno de ellos un paraíso fiscal lo exime de toda culpa y responsabilidad? ¿Cómo debe reaccionar la comunidad internacional ante las políticas fiscales agresivas proempresa de dichos países y ante las consecuencias en la recaudación tributaria del resto? ¿Es normal que ningún Estado miembo esté en la lista negra europea cuando son bien conocidas las técnicas utilizadas por las multinacionales en países como Irlanda, Países Bajos, Malta o Luxemburgo?

Esta semana el debate vuelve a ponerse encima de la mesa y a señalar directamente a Luxemburgo por dos motivos. La principal es la nueva investigación realizada por un grupo de medios de comunicación como el francés Le Monde, Suddeutsche Zeitung de Alemania, Le Soir de Bélgica, McClatchy de Estados Unidos, Woxx de Luxemburgo, IrpiMedia de Italia y el Consorcio de periodistas de investigación (OCCRP). El #OpenLux, como han llamado a la investigación, revela que “Luxemburgo es un imán para las fortunas de todo el mundo” y que en el Ducado tienen su residencia fiscal al menos 279 de las 2.000 personas más ricas del planeta y que 55.000 sociedades pantalla sin oficinas ni empleados gestionan activos por más de seis billones de euros, cinco veces el PIB español.

rebelion.org  (rebelion.org)