19.8 C
Buenos Aires
domingo 26 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

¿Por qué Matt Damon no puede ser cancelado?

Hay algo morbosamente divertido en ver a Matt Damon —un buen liberal de Hollywood, acólito del historiador social Howard Zinn, partidario demócrata constante— toparse con una trituradora progresista cada dos años. ¿Su pecado más reciente? Decir que acaba de aprender a no referirse a las personas homosexuales con la palabra con “m”. Sin embargo, a pesar de estas repetidas controversias, Damon siempre sale bien librado. Aquí hay una lección importante: la mejor manera de evitar la furia de internet es simplemente permanecer desconectado.

Fue acusado de blanquear y alimentar el estereotipo del “salvador blanco” por aparecer en una película china realizada por un famoso director chino que había sido comercializada principalmente para el público chino. Le machoexplicó a una cineasta negra cómo funcionaba en realidad la diversidad en Hollywood en el reinicio de Project Greenlight. En medio del movimiento #MeToo, sugirió que los presuntos acosadores sexuales en serie como Al Franken no deberían ser obligados a renunciar a sus trabajos porque ser manoseador con las mujeres no es lo mismo que violarlas.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)