Por qué muchos de nosotros no perdemos peso cuando hacemos ejercicio

Muchas veces la gente que intenta perder peso con el ejercicio termina siendo su peor enemigo, según el estudio a gran escala más reciente sobre las rutinas de ejercicio, la pérdida de peso y su frustrante interacción.

La investigación, que dio seguimiento detallado a cuánto comían y se movían las personas después de comenzar a hacer ejercicio, reveló que muchas de ellas no lograban adelgazar o incluso subían de peso cuando hacían ejercicio, pues también cambiaban su estilo de vida en otros aspectos. Sin embargo, algunos participantes del estudio sí perdieron algo de peso, y su éxito podría ser una lección para el resto de nosotros.


En un universo congruente y justo, desde luego, el ejercicio nos volvería delgados. La actividad física consume calorías y, si quemamos calorías sin remplazarlas ni reducir nuestro gasto energético, entramos en un equilibrio negativo de energía. En esa condición, utilizamos nuestras reservas internas de energía, que la mayoría de nosotros llamaría nuestra gordura, y perdemos peso.