Por qué Netflix cancela tantas series: estas son las tres últimas que han pasado por la guillotina

Netflix parece no tener piedad cuando se trata de las series de su plataforma. El servicio de contenido en streaming cancela programaciones incluso al poco de ser estrenadas, como ocurrió con Chambers, ejecutada tan solo 56 días después de ver la luz.

La serie no logró una aceptación inmediata pero, en su defensa, solo tuvo una temporada para ganarse a la audiencia. Este fenómeno parece ser ya algo normal en la estrategia de Netflix, que no da mucho tiempo a sus series: la primera impresión es lo que cuenta.


Algunas cancelaciones del último año han sido forzadas por las circunstancias, como el fin de Jessica Jones (puntuada con un 8 en IMDb) por la necesidad de eliminar a Marvel de la plataforma ante el inminente lanzamiento de Disney+. Sin embargo, las demás parecen motivadas por una política que no quiere perder el tiempo invirtiendo en series que no cosechan un éxito instantáneo.